Mary's Message to the World by Annie Kirkwood

Periódico Mensaje de María Virgen


Annie Kirkwood, Author 
Rte 1 Box 100 
Bunch, OK 74931-9705 
Phone 918-696-5998 

Edición No. 39 — Abril / Mayo de 1998

For a sample printed copy or to subscribe, contact B&A Products at the address or phone number shown above or on our Home page.

La sección de Annie y Byron no han sido incluidas en esta traducción.

Esta es la sección de María Virgen

Mis amados hijos,

Vengo a traerles consuelo. Una palabra de alivio, a confortar y amar mientras ustedes pasan por el trauma del gran cambio. Para el corazón humano, cambiar es miedoso y doloroso. Cuando confías en Dios creador divino eres guiado al lugar correcto, gente y situaciones, que te ayudaran en cada momento. Comienza hoy mismo a vivir el momento, si no lo has hecho aun. Deja que tus pensamientos del futuro sean de esperanza y alegría. Planea para el futuro en una manera muy tuya, has lo que se te guia hacer. entonces vive en el momento. Este momento es tuyo. Es divino. Permite tus planes y acciones llenarte con consuelo.

Permitan le a su alma confortase con consuelo, traigan alegría a su corazón, y alivio a su ansiedad. El alma se conforta con oración y meditación. Mantengan sus oraciones diarias. Traigan le a Dios todas las cosas que les causan preocupación, Oren por su vida sin omitir ninguna área de su existencia. No piensen que se pueden ocultar del Señor. Hablen le a El de absolutamente todo. Hay áreas de fracaso? Hay áreas de tu mundo que te preocupan? Estas preocupado por tus seres queridos? Estas cansado de una situación en particular? Dios lo ve todo y sabe todo sinenbargo, no te puedes beneficiar hasta que te abres a sus amorosas soluciones y ayuda. No ocultes nada en tu corazón o mente, dejaselo todo preocupaciones o problemas a Dios. Permite le a El traerte consuelo por medio de inspiración en soluciones y respuestas. Permite le a Dios mover circunstancias y situaciones para responder tus oraciones y peticiones.

Mis hijos, pongan aparte un tiempo para escuchar a través de sus meditaciones. Durante tus meditaciones unete a Dios. Unete a El en silencio. No te muevas y deja que el silencio refresque tu alma. Simplemente permite que tus meditaciones se vuelvan un vigia en silencio. Al principio encontraras difícil mantener silencio, pero con practica te volverás mas pro eficiente. Posiblemente podrás mantener silencio por unos segundos o minutos, esto es bueno. Continua en silencio no importa cuanto tiempo lo puedas mantener. No juzgues lo que sucede en el silencio. El silencio, que es tu interacción con aquello que es divino, no puede ser juzgado o medido en la tierra. Con el tiempo te sentirás mas confortable en silencio. Tu corazón se empezara a alegrar y experimentaras alivio en el centro de tu ser. Cuando estas preocupado o en problemas busca consuelo en el silencio de tu alma. Cuando tu estas triste o enfermo busca consuelo en el silencio. Cuando estas confundido o preguntando busca consuelo en el silencio. Cuando estas dichoso y agradecido, busca la comunión con Dios en silencio.

Permite te a ti mismo encontrar consuelo en la alegría de tu vida. Los Salmos dicen " has un ruido alegre en el Señor" esta es la manera de adorar a Dios. El te ama incondicionalmente, y El trae comodidad y dicha a tu alma. Diariamente encuentra la alegría de vivir. Busca maneras de estar alegre y tener buena voluntad. Cuando te concentras en las cosas alegres de tu vida, te tornas mas agradecido, mas compasivo, y mucho mas compresivo. Mientras estas en la tierra, habrá problemas, pero dejaselos en silencio a Dios y permite le que haga milagros. Concentrate en las alegrías de tu vida y no en los problemas de vivir.

Podemos repetir una y otra vez, "No juzgaras, porque de la manera que juzgaras seréis juzgados" Pero hasta que encuentres el consuelo de Dios, seguirás cayendo en viejos hábitos y acciones de juzgar. El consuelo de Dios te trae alivio a través del perdón. Hasta que totalmente aceptes que tu eres amado incondicionalmente, perdonado totalmente por todo, seguirás cayendo en juzgar. Y hasta que te perdones a ti mismo por todas las cosas, imaginarias y reales, no encontraras el la comodidad que viene de un alma en paz.

Perdona te a ti mismo por tus errores, pecados, juicios, y por cualquier cosa que te estresa. Algunas personas tienen grandes cosas que perdonase, como crímenes y abusos de todas clases. Otros deben perdonar se a si mismos por ser duros, sin corazón, y no importarle sus vidas y la vida de sus seres queridos. Perdona te por las cosas grandes y pequeñas. Entonces tu recibes el consuelo de Dios. A través de Su consuelo El te trae alivio de todas estas cosas y te da comodidad en la conciencia de paz interior. Su perdón es un alivio para el espíritu. Tu propio perdón te libera de vivir en terror interior.

Ahora estas listo para perdonar a los demás. Liberate a ti mismo y a las personas con las que tienes asuntos pendientes del alma. Esto te trae mas consuelo del que puedas imaginar. Entonces eres libre de ser dichoso y vivir una vida en paz y alegría. Este es tu objetivo, esta es tu posibilidad. A medida que perdonas a todas las personas y todas las cosas estas ayudando a traer paz a este mundo.

Busca experimentar dicha y paz. La paz que va mas allá de todos los entendimientos. Mis hijos, ustedes fueron creados para vivir en paz, crean esto con todo su corazón, Permitan le a este pensamiento y al conocimiento de que son amados incondicionalmente, llevarlos a experimentar verdaderamente paz dichosa.

Primero encuentra paz dentro de ti. Compromete te a vivir tu vida en paz; esta es la manera de ayudar a traer paz en el mundo. Hay consuelo en hacer este compromiso. Te conforta y te hace consciente de las cosas que te alejan de la paz. Pero no dejes que esto te detenga en tu meta de paz interior. Reconoce que tienes que perdonar esas cosas, dejarlas ir y resolverlas, para poder vivir en paz. Cada uno de ustedes tiene el poder dentro de si para alcanzar esta tarea.

Entonces vive tu vida dichosamente. Encuentra la dicha en cada día de la vida, haciendo tu trabajo bien. Encuentra tu dicha en relacionarte con tus amigos y familia. Busca el conocerte a ti mismo. Encuentra la dicha y buen humor que son parte de tu espíritu. Busca diariamente estar de buen humor. Sin ignorar los problemas pero resolviendo los con gracia. Hay dicha en cada amanecer y en cada atardecer, y en tus hijos. Encuentra alegría en tu trabajo y pasatiempos. Encuentra alegría en ser buen ejemplo para los demás. Encuentra la dicha en oración y meditación. Esto es lo que les pido. No estoy pidiendo lo imposible. Cada uno de ustedes tiene la capacidad de encontrar consuelo, para vivir en paz, y dichosamente. Permite le a tu vida diaria ser amorosa, alegre, y un alivio para la humanidad. Tu vida diaria se convierte en el ruido alegre que le haces a Dios. permite le a tu vida reflejar el amor de Dios.

María, Madre de Jesús


Return to Mary Message/Newsletter page

Use the BACK button on your browser to return.

Original date: July 18, 2002
Last updated: July 18, 2002